Cañones de escopeta

La escopeta es la herramienta por excelencia de tiradores y cazadores, pero el cañón es una de las partes mas importantes. Cumple la función más básica de dirigir y proyectar los plomos el cartucho.

Al igual que en función de la modalidad de caza o tiro nos decantamos por escopetas superpuestas, semiautomáticas o paralelas todas ellas comparten que están compuestas por cañones de ánima lisa, ya sean de calibres 12, 16, 20, 24, 28, 32.

El acero al cromo-molibdeno-níquel bi-aleado o tri-aleado es ahora la base para crear el cañón de cualquier escopeta, que, para ser utilizado con los nuevos cartuchos, debe ser mucho más fuerte. Aunque dependen de cada fabricante el porcentaje de aleación que eligieran según el cañón que necesiten.

En función de la longitud del cañón podemos decir que una longitud de 62cm es más aconsejable para los que practican la caza de conejos, 67 o 70cm para la caza en puestos y 70cm para tiro al plato o caza en puestos del torcaz. Aquí la explicación.

Para todas aqeuellas modalidades cacería en las que se necesita cierta velicidad para disparar, se necesitan cañones cortos y para aquellas en las es necesario apuntar y seguir a una pieza al vuelo cañones largos.

Los cañones cortos proporcionan una punteria muy rápida pero no muy precisa, pero suficiente para tiros cortos dentro de los 25m.

Los cañones largos de 76cm o más crean una colimación muy precisa con el objetivo, muy necesaria para disparar a grandes distancias. Por esta razón se han fabricado también cañones magnum de 81 y 86cm para objetivos a 50/55m.

Estos cañones son más apropiados para los que practican la caza en mano de conejo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *